miércoles, julio 07, 2004

Ridiculeses de chicos

En tiempo de descanso, conversando con mi compañero de trabajo Daniel, comentábamos cuales eran los miedos en nuestra infancia. Me causo risa cuando me revelo que tenia terror ¡al Chavo del ocho y a Kojak!. No me supo dar una interpretación él porque de esta impresión que le causaba estos personajes. Cree que lo de Kojak puede ser por el parecido de un tío abuelo solterón de testa pulida que tenia la voz gruesa y que era mal hablado. Con lo del Chavo, debe ser (según Daniel) que ese niño con pecas tenia cara “rara”, rasgos de adulto.
Pero mis temores si que eran absurdos, aquí los presento:
Los gitanos, me resultaban terroríficos, me provocaban el llanto; en parte la mala fama la agrandaron mis padres al asegurarme que robaban chicos. Con el tiempo descubrí que era para que no saliera a jugar en horas de la siesta.
Los payasos, otros especímenes que suscitaban mi desesperación, no tengo un explicación lógica el porque del temor que les tenia.
Y por ultimo... Carlos Gardel, no es que sea un anti-tangero, pero no lo podía ver en la tv ni en fotos, me entregaba una sensación fantasmagórica, el rostro blanco peinado a la perfección y con esa refinada voz, parecía del mas allá.
Fueron muchas noches que no dormí de miedo luego de ver la figura de Gardel; me pasaba a la cama de mi abuela para poder dormir seguro de que Carlitos no me cantaria en la almohada.
Hasta estos días le tengo un poco de prejuicio al pobre zorzal criollo, sobre todo cuando escucho esas viejas grabaciones; escuchar cantar a una persona muerta hace años me produce estremecimiento... bueno, pero por suerte con la era digital lo pintaron a Carlitos en las películas. Mis favoritas: "Cuesta abajo" y "El día que me quieras", pero ojo las ví en color y acompañado.
Hasta luego.


texto que se mostrará cuando mantengas el mouse encima de la imagen



10 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente es muy interesante tu blog, a mi de chco me daba miedo un comercial en que al final salìa una niña vestida de vieja, me aterraba. Con el tiempo ya no, pero aun recuerdo del dia que lo vi y ya no me asusto mas, tendria unos 9 años mas o menos.
Saludos XD

...Ale!... dijo...

Hola Hernan!

Es impresionante como a veces, la gente que uno no conoce lo sorpenden a uno...
Como que el destino pone todas nuestras fichas para que un dia nublado se torne en algo realmente bueno...

Un simple post y me hiciste feliz!!!.... gracias por comentar en una pagina que simplemente sigue el anonimato de una motononia cotidiana...

Besos.ale

http://mai-mix.blogspot.com

Lautaro dijo...

A Gardel? JAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Listo. Perdoname, pero era inevitable. Yo le tenía miedo a los payasos... todavía ahora, que pancho ejjee.
Aunque no le tengo miedo a Gardel, le tengo miedo a los tipos de las fotos viejas... viste que se les hace un efecto de contorno en el cuerpo y parecen muñecos? Es horrible, horrible...

Saludos!

Hernan dijo...

Ok, Lautaro estas perdonado por la risa. Pero estas en lo cierto con respeto a las fotos viejas, se me habia olvidado, hasta el dia de hoy me causa impresion ver esos rostros que ya no existen.

Hernan dijo...

Gracias Ale por comentar.
Tenes Razon, como la gente que uno no conoce aveces te sorpende. Espero que sigas visitandome.

Magenta dijo...

Hmm, a mi también me daba miedo el chavo del ocho.

Paterna dijo...

Cómo les va a dar miedo el chavo del 8? Estamos todos locos?
A mi me daba miedo un placard del balcón donde mis viejos guardaban el escobillón y el plumero. Decía que ahí adentro estaba el diablo! Bueeeeejeje!
Saludos.

Anónimo dijo...

Dice anonimo pero soy yo Marcelo, quien hace este comentario, aqui parece que hay obligacion de compra para partipar...
Es interesante y a la vez desalentador pensar que nuestra generacion se ha criado con padres sicoticos llenos de fantasmas...¿se acuerdan?...el hombre de la bolsa; la dama de blanco; los terribles gitanos; el almamula...todas sicopateadas que nos hacian y asi quedamos con la infancia pletorica en ver cosas asustadizas donde no las hay.
Que pais raro el nuestro no ???
Pero...yo pensaba...que quizas nuestros viejos como que quisieron darle una lectura fantastica a la realidad social de aquella epoca. En efecto...el viejo de la bolsa, era el indeseado pobre que la clase media detesta saber que existe. La dama de blanco, la mujer pura, que ninguna clase cree que existe; los gitanos esos malvados que monopolizaban la discriminacion con esas ropas y esos trapos, habrase visto cosa semejante...y en la esquina de casa, Pocha !!!
Y el almamula un bicho infernal que prohibia el enamoramiento hasta el grado 2568 de parentesco...sopena que el anima nos castigue a cadenasos en el baldio del frente...y era obvio como en la etapa infantil hay tanta primita bonita, nos prohibian el amor hasta los 41.

Que le decimos nosotros a nuestros hijos hoy si quisieramos austarlos con cosas parecidas;
- No salgas que afuera anda Menem
- Guarda con almabush
- Hace calor y esta Muqtada Al-Sadr ahi en la esquina eh, te aviso.
- A donde vas ? conectate y deja de joder con ir ahi a la naturaleza.

Que cambios todos estos, y pensar que nosotros otrora jovenes sin ley, hoy hacemos estas reflexiones de viejos.
M.

Maru dijo...

Sabes Hernan? a mi me dan miedo aun los mimos, los payasos y las mascaras del carnaval de Venecia.Terror!! Parece mentira que aunque soy una tipa ya grande me den cosita esas cosas.Me encanta tu blog. Un beso enorme.Maru

Maru dijo...

Hernan, Gracias por insertarme en los blogs.Me encanta.Cuidate.Besos.Tu amiga.Maru