sábado, enero 06, 2007

Reyes


Por las dudas, hice el habitual procedimiento (todavía lo recuerdo): poner el calzado, el agua en un pequeño recipiente y un poco de hierba en una caja abierta.
Me levante antes que el sol. Pasto desparramado, balde volcado y arriba del calzado: el autito de meteoro y una pequeña tarjeta.
“Felicitaciones todavía esta el niño adentro”.

1 comentario:

SG dijo...

Querido amigo, bienvenido, ya estaba extrañando tus escritos, brindo porque este 2007 no se pierda la inspiracion y me alegra saber que el niño que llevas dentro, no murio en ti, besos, hasta la proxima.Silvi
pd. visita mi pagina amigo y dejame un comentariooooooooooooo