sábado, junio 05, 2004

Signos


 Escribir te hace preciso. Cuando tengas un drama, escribilo y vas a ver como se aclaran las cosas.  Cuando te asalte el amor, ese hermoso sentimiento que a veces te hace perder el rumbo, escribí lo que te pasa y si tienes coraje, contaselo a ella o a el, deciselo por escrito.
 Cuando tengas una historia para contar, no dudes, también escribila, ponela en un papel, tecléala en la computadora, grabala, pero no la pierdas, no te quedes con la ilusión de ser un escritor reconocido para mostrarla.
 Si te visitan las musas, que alegría, aprovéchalas, porque a muy pocos hacen ese favor; urgente conseguí papel y lápiz y no te pierdas ni una letra de lo que te cuentan, de lo que te dicen, de lo que te susurran.
 Escribí, siempre escribí.
 No dejes nunca de hacerlo. Y si en la otra esquina viene el peligro, vos no te aflijas, escribí lo que estas viendo, dejando plasmado para que quienes vengan atrás, sepan como era la historia, como era la situación. Si la tristeza aplaca tu alma, lo mismo escribí. Si la desazón se apodera de tu espíritu, ordenalo sobre el papel. No dejes nunca de escribir. Mas que la rueda, mas que la misma imprenta de Gutenberg, mas que cualquier otro invento del hombre sobre la faz de la tierra, la escritura es la primera y única maquinación que posibilito todas las demás.
 Ya lo sabes, no es necesario que nadie te lo diga, pero por los signos que un hombre deja sobre el papel, sobre la piedra, sobre la madera, otros hombres conocieron su pensamiento; por el lápiz y el papel el hombre trascendió mucho mas que por la guerra. Que serian el Martín Fierro sin Hernández, Romeo y Julieta sin Shakespeare, Juan Peron sin Enrique Pavón Pereyra, Lanata o Felix Luna. Por eso, siempre escribí. Escribiles a tus hijos, a tus padres, a tus amigos, a tus conocidos, a tus amores, a tus desamores. Y déjales notas, mándales cartas, haceles llegar mensajes, envíales esquelas; escribe lo que se te ocurra: anécdotas, tus sueños de la noche, tus deseos, relata una historia con alguna información, etc. Practica siempre, ablanda la mano y agiliza la mente, que el mundo sepa que estas vivo y que finalmente tienes algo para contar. ¡Anímate!.

4 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...

Hola Hernán lo mejor te resulte algo extraño mi comentario pues no me conoces: soy Martín, el esposo de Carola. Leí todos tus blog y me hicieron sentir muy bien, recordar tiempos en los que escribía a menudo, en los que usaba la "escritura" para descargar, para conocer, para descubrirme, para expresarme. Hoy estoy ante una "enfermedad" extraña que me deja como inválido a la hora de tomar la pluma. Por eso hago el comentario de SIGNOS, porque te entiendo, realmente entiendo tu mensaje y tomo de él esta dosis de medicina que me hace escribirte. Mas que felicitarte, comparto con vos tu alegría de escribir, pues la destilas en tus líneas. A primera vista se puede apreciar tu transparencia y gran corazón. Gracias por compartir esto con los que quieran recibirlo!!!!!
Sinceramente.
MARTÍN

Hernan dijo...

Gracias Martín de Cordoba, hay que insistir con las musas, seguramente estan resentidas por el abandono prolongado de tu pluma.
Extraordinario "¿Maquinas?", si me das tu consentimiento, lo publico.

Anónimo dijo...

Me quedo con lo que dices al principio, escribir te hace preciso. Escribir para pensar con claridad. Eso es lo que yo intento hacer.

Un saludo
juan carlos http://octaedro.mibitacora.com