domingo, diciembre 21, 2008

De prostitutas y taxistas

“Ante un imprevisto enfrentamiento, debo tener bien a punto mi ingenio y mis afiladas uñas”.
Illona Staller
Patricia, me relato que una vez se subió a un remis y el chofer al intuir su profesión le propuso que el viaje seria un regalo a cambio de algún tipo de complacencia sexual.
- Pero solo voy a cinco cuadras –
- No importa me “abonas” lo proporcional del corto recorrido –
- Pero, ya estamos llegando -
- ¡Dale! me haces lo que más te piden, pareces muy buena en lo tuyo –
- En ese caso, toma –
Le dio una fuerte cachetada.
- La mayoría de mis clientes son masoquistas – y se bajo.

3 comentarios:

sg dijo...

JAJAJA BIEN HECHO QUE LE DE SU MERECIDO, INGENIOSO POST, MENOS MAL QUE NO SE TE DIO POR PONERLE MI NMBRE A LA PROSTITUTA JAJA, BESOS Y ESPERO ME VISITES JAJA

MEDITERRA TEAM dijo...

muy bueno Hernan!!, introduccion, nudo y desenlace, lamento que sean cortos, pero lograron que lea, me asombre y capte. Felices Fiestas amigo!!! AGUANTEN LOS PECHITOS AZULES ya he volteado 7.

Ulysses dijo...

por suerte el viaje no fue mas largo.....
saludos