viernes, diciembre 03, 2004

Volcano


Calor... calor... ¿hasta cuando este torrente calor?.
No lo soporto, me provoca nerviosismo.
Deduzco como influye el clima en una persona, alterando su estado de ánimo. Y más aun: que en mi ciudad el calor esta instalado todo el año; solo son dos semanas de frió en invierno.
El aire acondicionado ya no es un producto de ostentación sino de primera necesidad. Ojos irritados por el vapor de las calles. Gente apurada. Camisas transpiradas. Poca presión de agua. Paredes todavia calientes a las 4 de la mañana. Mosquitos con ajugas de metal ansiosos de térmica sangre. Los Curitas de las parroquias estan de vacaciones en esta temporada (verano) ya que no tenemos diablo... huyo por el agobiante ardor que padecemos.
Aunque me cuentan que en ciertos barrios ya hacen “la Danza de la lluvia” y que en otros se rehúsan a ejecutar esta practica ya que el remedio será peor que la enfermedad, porque una vez que llega la invocada lluvia... la humedad más tarde no se aguanta.
Ahora me voy, tengo que darme una ¿fresca? ducha por tercera vez, quizás me pase el mal humor.

5 comentarios:

Magda dijo...

Hernán, el calor sí que pone de mal humor. Aqui en mi ciudad el clima está más o menos, hay sol y rico, aunque no hace calor porque ya estamos en invierno. Pero ¿sabes? en general creo que siempre todos nos quejamos del clima, en auropa ahora están quejándose del frio.

Mmmmm será bueno un anti mosquitos, y aprender, lo más que se pueda, a vivir con calor.

Un abrazo.

Hernan dijo...

Magda, llovió esta noche y nos obsequio una fresca brisa. Ya estoy de buen humor.

Nico dijo...

lo lindo del calor es viajar en colectivo. cuando te bajas sentis la transpiracion en als piernas y la remera

Magda dijo...

:)

Mirko dijo...

ODIO EL CALORRRRR
Odio que toda la ropa se me pegue a la ropa